Roma como modelo político para el mundo occidental actual.

ROMA

Se situó a orillas del Tíber, en un punto donde el río se estrecha. Asentada sobre el monte Palatino, era un lugar de paso para rutas comerciales como la Vía Salaria y otras calzadas.
En su origen, Roma fue una aldea de pastores provenientes del los montes Albanos y Sabinos. En algo más de 200 años, los romanos conseguirán liberarse de los etruscos. Poco a poco iniciarán su expansión, primero por la costa del mar Tirreno; más tarde ocupando toda la Italia central y, finalmente, tomando la Magna Grecia.
En la Historia de Roma se distinguen tres grandes periodos: Monarquía, República e Imperio.

Monarquía: Los orígenes de la monarquía son imprecisos, si bien parece claro que fue la primera forma de gobierno de la ciudad, un dato que parecen confirmar la arqueología y la lingüística. La mitología romana vincula el origen de Roma y de la institución monárquica al héroe troyano Eneas, quien, huyendo de la destrucción de su ciudad, navegó hacia el Mediterráneo occidental hasta llegar a Italia. Allí fundó la ciudad de Lavinium, y posteriormente su hijo Iulo fundaría Alba Longa, de cuya familia real descenderían los gemelos Rómulo y Remo, los fundadores de Roma.

Escuchemos un resumen de la Monarquía Romana, en voz de nuestro amigo latinoamericano:

República: Contaba un sistema de gobierno democrático regido y perpetuado por la aristocracia. Durante esta etapa de su historia, Roma experimentó un extraordinario crecimiento territorial, cultural y económico.

Roma experimentó grandes cambios políticos, provocados por una crisis consecuencia de un sistema acostumbrado a dirigir sólo a los romanos y no adecuado para controlar un gran imperio. En este tiempo se intensificó la competencia por las magistraturas entre la aristocracia romana, creando irreconciliables fracturas políticas que sacudirían a la República con tres grandes guerras civiles; estas guerras terminarían destruyendo la República, y desembocando en una nueva etapa de la historia de Roma: el Imperio Romano.

Imperio: Como sistema político surgió tras las guerras civiles que siguieron a la muerte de Julio César, en los momentos finales de la República romana. Él fue, de hecho, el primer hombre que se alzó como mandatario absoluto en Roma, haciéndose nombrar Dictator (dictador). Tal osadía no agradó a los miembros del Senado romano, que conspiraron contra él asesinándole durante los Idus de marzo en las mismas escalinatas del Senado, restableciendo así la república, pero su retorno sería efímero. El precedente no pasó desapercibido para el joven hijo adoptivo de César, Octavio Augusto, quien sería enviado años más tarde a combatir contra la ambiciosa alianza de Marco Antonio y Cleopatra.

Más sobre Roma

El legado de Roma fue inmenso, tanto es así que varios fueron los intentos de restauración del imperio, al menos en su denominación. Destaca el intento de Justiniano I, por medio de sus generales Narsés y Belisario, el de Carlomagno así como el del propio Sacro Imperio Romano Germánico, pero ninguno llegó jamás a reunificar todos los territorios del Mediterráneo como una vez lograra la Roma de tiempos clásicos.

Con el colapso del Imperio de Occidente finaliza oficialmente la Edad Antigua dando inicio la Edad Media.

Herencia Clásica: Grecia

Como tercer tema, vamos a ver la Herencia Clásica, este capitulo se refiere al legado político y cultural de la historia antigua de Grecia y Roma, en lo que algunos consideran el Mundo Clásico Grecolatino ¿Para que sirve esta información? Para saber la verdadera importancia del contexto historico en el que se desarrollaron estos sucesos, y por esto, es necesario conocer los principales períodos de la historia antigua de Grecia y Roma (tema que no se pregunta en la PSU)

GRECIA

En términos de PSU, el objetivo es comprender el origen historico, las características de los aportes de ese mundo clásico a la conformación política del mundo occidental actual.

Conceptos políticos de Grecia Clásica actualmente vigentes:

POLÍTICA: La palabra política proviene, asimismo, de los términos griegos “polis” (ciudad) y “politikón“, ciudadano, a los que los romanos llaman “civitas” y “cives”.

CIUDADANÍA: Concepto fundamental en la Grecia Antigua. El político o ciudadano era mucho más que un habitante ordinario: él estaba llamado a ser administrador y defensor de la ciudad estado. Esto conllevó a grandes responsabilidades e importantes derechos. Solo podían ser ciudadanos:
Los hombres
Mayores de edad (generalmente a los 2o años)
Que hubiesen nacido libres
Que hubieran nacido en los límites de la ciudad.

Estos, eran los únicos que podían poseer tierras, y dedicarse a los asuntos de la Polis. Para los griegos, la verdadera ocupación del ciudadano era participar en la política de la ciudad. Sin embargo también se distinguían por las cualidades propias que tenían. Además, como cumplían funciones militares, debían haber cursado el servicio militar, el que era obligatorio para los hijos de los ciudadanos.

La mayor parte de la población de las polis estaba excluida de la ciudadania.

RÉGIMEN POLÍTICO: Democracia, Aristocracia, Oligarquía, Tiranía, Monarquía, etc.

La Democracia Ateniense: Floreció en la Antigua Grecia, específicamente en la Atenas del siglo V a. C. (el siglo de Pericles). Por ello se la denomina frecuentemente como “Democracia Ateniense”. Tuvo una vida relativamente prolongada en comparación con las democracias liberales actuales, pues puede hablarse de período democrático en Atenas desde las reformas de Clístenes ( gobernante de Atenas ) alrededor de 510 a. C. hasta la supresión de las instituciones democráticas a causa de la hegemonía macedonia en 322 a. C.

Para comprender este tema y comparar la democracia de la Grecia Antigua con la actual, recomiendo leer este corto texto: http://html.rincondelvago.com/democracia-ateniense.html

Aristocracia: Significa el gobierno de los mejores. Forma de gobierno en la que el poder soberano es conferido a un número reducido de ciudadanos que, teóricamente, son los más calificados para gobernar, ya sea por razones de linaje, intelectuales o de riquezas. En la aristocracia, a diferencia de la monarquía (autoridad suprema recae en una sola persona) y a la democracia (máxima autoridad ejercida por los ciudadanos o sus representantes), aunque el poder se concentra en unos pocos la administración del Gobierno procura el bienestar de la mayoría. Cuando los intereses de la totalidad del pueblo quedan subordinados a los intereses de los gobernantes, la aristocracia se convierte en una forma de Gobierno denominada oligarquía.

Oligarquía: Grupo minoritario de personas, pertenecientes a una misma clase social, generalmente con gran poder e influencia (aristoi) que dirige y controla una colectividad o institución.

Tiranía: Régimen de poder absoluto, de ordinario unipersonal, que con frecuencia instauraba el tirano, aquel o aquellos que habían derrocado el gobierno de una ciudad-estado, normalmente gracias al apoyo popular, pero también mediante un golpe de estado militar o una intervención extranjera. Así, el tirano ocupaba el poder no por derecho, sino por la fuerza.

Monarquía: “Gobierno de Uno” Este cargo (monarca) se denomina rey (o reina) en términos generales, aunque este nombre puede variar según la tradición local, la religión o la estructura jurídica o territorial del gobierno.

Véase también: Pericles: http://es.wikipedia.org/wiki/Pericles
Las Reformas de Clístenes: http://es.wikipedia.org/wiki/Clístenes_de_Atenas